Desafíos Entrenamiento

El Desafío de Fibonacci

diciembre 13, 2016

author:

El Desafío de Fibonacci

En el post de hoy les traigo una progresión muy muy antigua, que seguramente los que sepan algo de matemáticas y atendiesen en la escuela ya sabrán de que estoy hablando, de la progresión de Fibonacci. Les aseguro que les empujará a sus límites físicos, sea cual sea el nivel, ya que la progresión es infinita y cada nuevo paso en la progresión es muchísimo más difícil de completar que el anterior.

Será una fantástica forma de construir una buena base muscular en el tronco superior del cuerpo, aunque también se podría utilizar para sentadillas o ejercicios similares.

Este desafío puede formar una rutina completa, o incluirse al final de otra rutina a modo de congestión y «muerte muscular» final. El desafío de las 100 flexiones con el método Fibonacci les supondrá un total de unos 10 – 15 minutos, en función de vuestro nivel de habilidades. Es una rutina de Calistenia, por lo que no necesitamos utilizar material extra para realizar el desafío, nos bastará con nuestro propio peso corporal.

¿Qué es la sucesión de Fibonacci?

La sucesión de Fibonacci consiste en una sucesión infinita de números naturales empezando por el 0 y el 1. Cada término siguiente de la sucesión será el resultado de sumar los 2 últimos números de la sucesión anterior, de ahí su carácter infinito, ya que siempre habrá dos números que sumar y por tanto nunca acabará.

Nos ha parecido interesante utilizar esta sucesión del campo de las matemáticas que seguramente a muchos Calisténicos les fuese desconocida (al menos que atendiesen ese día en la escuela), de forma que tuviesen un nuevo desafío que realizar y fuese algo diferente a las típicas progresiones que siempre estamos viendo.

Hablando de progresiones, próximamente haré un post explicando diversos tipos de progresiones para que puedan ir aplicando las que más les gusten.

2

Usando la sucesión de Fibonacci para nuestro desafío

Vamos a utilizar la secuencia de Fibonacci para realizar algo grandioso. En esta rutina vamos a realizar 5 tipos distintos de flexiones de brazos para conseguir un estímulo bestial sobre nuestros pectorales y tríceps, de forma que «ataquemos» la musculatura desde todos los posibles ángulos habidos y por haber.

Al final existen multitud de variantes de las flexiones de brazos, así que trataremos de no centrarnos únicamente en un tipo en concreto, sino que iremos rotando. Incluso entre las 5 variantes que hemos seleccionado, haremos cambios y modificaciones con nuevas variantes que vayamos descubriendo o que nos vaya apeteciendo realizar.

Al fin y al cabo se trata de disfrutar y pasárnoslo bien mientras realizamos la rutina, así que si nos apetece cambiar la variante de flexión de brazos pues la cambiamos, que hemos venido a disfrutar y a hacernos la vida más alegre.

Bien, una vez sabemos todo esto, nos centraremos en la rutina en sí. Cuando estemos haciendo cada uno de estos ejercicios, los realizaremos siguiendo la secuencia de Fibonacci en 6 rondas consecutivas. Así que para cada tipo de flexión que hemos elegido antes realizaremos la secuencia de la siguiente manera, realizando por tanto 20 repeticiones por serie.

Y si sumamos las 5 variantes de las flexiones de brazos que vamos a hacer, nos dan las 100 flexiones del desafío de Fibonacci que hemos propuesto. Así que para cada tipo de flexión, una ronda quedaría estructurada tal que de la siguiente forma:

1, 1, 2, 3, 5, 8  =  20 repeticiones en total.

Ejercicios que utilizaremos en el desafío

Utilizaremos mucha variedad de ejercicios, pero siempre que involucren el pectoral y el tríceps y que tengan un formato de flexión de brazos. Me pueden valer las flexiones de brazos clásicas de toda la vida, flexiones militares focalizando más en el tríceps (con los brazos cerrados y pegados al cuerpo), flexiones en diamante, flexiones curvas, flexiones de hombro incluso (aunque sea más enfocado a los deltoides), flexiones con la posición de los brazos abiertos (wide push ups).

Y así todas las variantes que se les puedan ocurrir o que deseen de incluir en esta rutina. Les animo a incluso ir cambiando los ejercicios que utilizan para no hacerlo tan monótono y que sea algo más ameno el realizar este desafío de las 100 flexiones siguiendo la secuencia de Fibonacci.

¿Quieres un poco más de caña?

Bien, lo bueno de la secuencia de Fibonacci es que no acaba en 8 y ya, sino que se prolonga hasta el infinito y más allá (gran frase de Buzz Light Year). Por lo tanto si ven que no les resulta lo suficientemente demandante, siempre pueden añadir el siguiente número a la progresión y realizarla así:

1, 1, 2, 3, 5, 8, 13

Y podrán seguir aumentando repeticiones siempre que quieran, solo tienen que sumar los dos últimos númeors de la progresión. Así el siguiente sería un 21 (8 + 13), el siguiente un 34 (13 + 21), el siguiente un 55 (21 + 34) y así sucesivamente.

Como ven, a cada paso que dan, la dificultad se eleva de forma exponencial, por lo que no es tan fácil como puede parecer el pasar al siguiente punto de la secuencia de Fibonacci. Hasta Frank Medrano tendría un tope al utilizar esta rutina y le sería difícil progresar, ya que cuanto más nivel tengan, más difícil será progresar ya que no es lo mismo añadir una serie más de 13 repeticiones, que añadir una serie de 55 repeticiones (después de haber hecho todas las anteriores repes).

Fuente | AShotofAdrenaline

  • ¿Te ha resultado útil la información de este artículo?
  • SiNo

Entrenador Personal especializado en Calistenia y Street Workout (certificado por la FESWC) y en Musculación (certificado en Buenos Aires). Entreno esta disciplina desde hace muchos años, y tanta es mi pasión por la misma que decidí crear este blog para brindar mis conocimientos y difundir la Calistenia.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!

11comentarios

por los más antiguos
por los mejores por los más nuevos por los más antiguos