Entrenamiento

Dolor miofascial, puntos gatillos y el foam roll

diciembre 28, 2015

author:

Dolor miofascial, puntos gatillos y el foam roll

Dolor miofascial, puntos gatillos y el foam roll
5 (100%) 1 vote

Se suelen dar consejos sobre cómo se debe calentar, la importancia de los estiramientos para prevenir lesiones, cómo realizar bien los ejercicios para no lastimarse… pero no se suele hablar demasiado sobre qué se puede hacer cuándo ya tenemos un determinado problema muscular, dolor, lesión…

El consejo general suele ser: Ve a un fisioterapeuta o a un osteópata, pero, ¿qué pasa si una persona no puede permitirse el gasto de acudir a uno, no quiere o no puede?

El foam roll para el tratamiento de problemas musculares

La realización de ejercicio físico a alta intensidad suele venir acompañado de problemas tales como tendinitis, contracturas musculares, tirones…

Recientemente el uso del Foam roll (Rollo de espuma) está tomando bastante popularidad pero, ¿qué es exactamente esto y qué hago con él? ¿Para qué sirve?

para que sirve el foam roll

Bien, el Foam Roll no es más que como su nombre indica, un rollo con una superficie semi-dura (o como prefiráis llamarla) el cual se coloca sobre una superficie plana (el suelo) y se utiliza para aplicarse un auto-masaje, es decir, para masajearte a ti mismo, en las zonas problemáticas.

Más concretamente, esta técnica recibe el nombre de terapia de liberación miofascial y es terriblemente efectiva para el tratamiento de rigidez muscular, contracturas musculares y otros problemas asociados a una fascia poco elástica.

Mediante la aplicación de un masaje con el foam roll, conseguiremos recuperar la elasticidad de las fascias musculares y además conseguiremos relajar la musculatura en profundidad, mejorando además la efectividad de los masajes y estiramientos.

Roberto Santiago Cortés

Cliente y Atleta de SAW Warrior


"Simplemente agradecerles que se hayan tomado la molestia en crear sus Planes de Entrenamiento SAW Warrior tan completos. He notado buenos resultados físicos, tanto a nivel estético como en rendimiento, he aprendido distintos métodos de entrenamiento y he mejorado mucho mi alimentación gracias a vuestros consejos."

¿Cómo se aplicaría un masaje más exactamente?

La forma de realizar un masaje es bastante simple, primero identificaremos el foco del dolor, una vez identificado, nos colocaremos de forma que el rollo esté situado justo encima de este; para mejorar la efectividad del masaje, este debe estar completamente perpendicular con respecto a la dirección en la que vayan las fibras de la musculatura afectada.

uso del foam roller

Una vez en posición, echaremos el peso de nuestro cuerpo encima del rollo de espuma e iremos rodando ligeramente sobre este, así conseguiremos actuar sobre una mayor cantidad de fibras musculares.

La presión debe mantenerse durante al menos unos 30”, en la mayoría de los casos a medida que van pasando los segundos, notarás que el dolor va disminuyendo, si es así, ve incrementando ligeramente la tensión hasta que el dolor desaparezca del completo, si este desaparece por completo; enhorabuena, has eliminado el punto gatillo, a este procedimiento se le conoce como liberación por presión.

Muchas veces si la contractura es extremadamente grande, no podremos mantener la presión durante demasiados segundos; no te preocupes y tomate tu tiempo, no es necesario aguantar y apretar hasta llorar, puedes simplemente dividir el proceso en varias rondas, igualmente, las contracturas grandes suelen necesitar varias sesiones para que desaparezcan por completo, a no ser que utilices la técnica de la punción seca, la cual debe de ser aplicada por un profesional cualificado.

¿Cómo ha de ser el Foam roller?

Este rollo podemos encontrarlo en numerosas tiendas deportivas, aunque también puede valer un tubo de PVC de unos 15cm de diámetro y de unos 60cm de longitud, en el caso de ser muy duro, se le puede poner encima una toalla o forrarlo de espuma.

¿Vale únicamente para tratar este tipo de lesiones?

Casi pero no, también puede utilizarse como método de prevención ya que ayudaría a mantener la fascia bien elástica.

También se puede usar durante el calentamiento previo a una actividad deportiva por esta misma razón, de esta forma no sólo tendremos una mayor elasticidad, sino que reduciremos la probabilidad de sufrir una lesión muscular.

Otros beneficios incluyen pero no se limitan a:

  • Corrección de desbalances musculares
  • Mejora del rango de movimiento de los tendones
  • Mejora la eficiencia neuromuscular
  • Reduce las molestias y mejora la recuperación de los tejidos
  • Disminuye la epasticidad neuromuscular

Imágenes | Imagen destacadaImagen 1Imagen 2

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *