Introducción Motivación

4 Consejos para Empezar con la Calistenia y No Abandonarla

julio 25, 2017

author:

4 Consejos para Empezar con la Calistenia y No Abandonarla

4 Consejos para Empezar con la Calistenia y No Abandonarla
4.5 (90%) 2 votes

En algún momento, muchas personas han pensado en empezar a practicar calistenia, algunos tomaron la decisión y no dieron marcha atrás, algunos nunca empezaron, y muchos iniciaron y se rindieron al poco tiempo, ¿Cómo puedes, además de iniciar, lograr que esa motivación inicial se mantenga y la calistenia se vuelva parte de tu vida?

1. La Primera Rutina

Cuando iniciamos un nuevo proyecto por lo general estamos deseosos de ver los resultados, sin embargo, debes ser consciente de tus capacidades al momento de iniciar con la calistenia, reconocer la línea base de tu estado físico y escoger tus rutinas teniendo esto muy en cuenta. Intentar una rutina avanzada sin estar preparado para ella te pondría en riesgo de sufrir una lesión, y al no poder ejecutar los ejercicios apropiadamente te sentirías frustrado y es más probable que decidas desistir de tu objetivo.

DESCUBRE NUESTROS PLANES DE ENTRENAMIENTO

Es bueno recordar que en calistenia tenemos una gran variedad de movimientos con diferentes niveles de dificultad que te facilitarán una progresión paulatina. De esta forma, podemos iniciar con pocas repeticiones, elegir rutinas hechas para principiantes o variantes de cada movimiento con menor dificultad que te ayuden a hacer la progresión (por ejemplo, antes de hacer chin ups hacerlas “negativas”, o push ups inclinadas antes de las convencionales).

2. Tener un compañero

Para mantener tu motivación siempre es bueno tener con quién compartir tus logros y también tus dudas. Al iniciar en el mundo de la calistenia es bueno sentir el apoyo, conocimiento y asistencia de alguien más. Aunque tu meta de tener un cuerpo más fuerte y saludable esté clara para ti, ya adviertes que podrías tardar en alcanzarla. Mientras esto sucede, necesitarás pequeñas recompensas durante el proceso, como lo pueden ser los reconocimientos de un compañero o grupo que te haga notar tus avances (Acá puedes encontrar muchos grupos).

Seguramente no todos tenemos a alguien con quién ir a cada rutina, en este caso, el compartir tus avances y preguntas con alguien cercano, por medio de una comunidad virtual (como nuestro foro), o publicarlo en redes sociales te puede dar ese impulso tan necesario. Además de no sentirte tan solo en este proceso, te sentirás un poco más comprometido con tu meta, ya que ahora tendrás a más personas esperando ver los resultados de tus esfuerzos.

También resulta muy inspirador ver el progreso de otros entusiastas de la calistenia.

3. Registrar tu progreso

Es importante, para mantener la constancia con tu nueva práctica, que cuentes con rutinas claramente establecidas y medibles, para esto resulta muy útil practicar rutinas previamente elaboradas por personas con un mayor conocimiento sobre la calistenia que nosotros. Tener una rutina que puedas monitorear, e intentar superar constantemente te permitirá ver el recorrido desde tu primera rutina hasta el avance logrado cada semana, mes y año.

Para esto contamos con varias herramientas: existen infinidad de apps y páginas web que te lo facilitan. También puedes usar un registro escrito a modo de bitácora o incluso fotos y videos que además te permitirán analizar tus propios movimientos. Observar lo lejos que hemos llegado desde nuestro primer día nos llenará de energía y motivación para continuar, “si hemos llegado a este punto en este tiempo ¿Cuánto más podremos lograr?”

4. Crear un hábito

Crear un nuevo hábito puede ser más fácil para algunas personas que otras. Seguramente que disfrutes la actividad y un nivel de dificultad adecuado ayudarán a que el proceso sea divertido y placentero. En estudios relacionados con el tema se ha observado que el proceso de crear un nuevo hábito puede tomar entre 18 y los 254 días[1], un rango bastante amplio y que varía mucho con cada persona y la actividad que desea realizar. La clave, al parecer, está en la constancia, no solamente en realizar la actividad sino llevarla a cabo en un contexto consistente, es decir, un horario, lugar, y circunstancias definidas que se repitan día tras día.

Finalmente, podemos agregar que uno de los factores que más importan para crear el hábito es encontrar agrado en la calistenia y ver sus efectos en nuestras vidas, lograr la sensación de bienestar, que se manifiesta no solo en lo físico como mayor fuerza o resistencia, sino en la disminución del estrés, un aumento en la autoestima y la confianza en nuestras propias capacidades. La calistenia puede hacer sentirnos parte de algo muy motivante y que nos hace explorar nuestras verdaderas capacidades, mucho más allá de los límites que antes de conocer esta práctica creíamos tener.

DESCUBRE NUESTROS PLANES DE ENTRENAMIENTO

Imágenes |Imagen DestacadaImagen 1

4 Comments
  1. Jose de la Concha

    Como todas sus publicaciones !!! excelente publicación!!!

    • Jhon Bustos

      ¡Muchas gracias Jose!

  2. Santiago Canales

    Comparto lo que dice Jose, gracias y felicitaciones , se notan que son profesionales en lo que hacen!, sigan asi , exitos!

    • Jhon Bustos

      ¡Muy agradecido por tus palabras Santiago!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *