Conceptos Entrenamiento

Calambres Musculares

agosto 7, 2016

author:

Calambres Musculares

Calambres Musculares
4.5 (90%) 2 votes

El post de hoy va dedicado a los calambres musculares, que aunque no se les suela dar importancia pueden llegar a condicionar nuestra actividad física y hacer que se vea reducido nuestra eficiencia y cortar nuestras progresiones. Este tipo de dolencias llamadas calambres musculares no son más que una afección común, que aunque los padecen mayormente usuarios principiantes en lo deportivo, siempre vemos a atletas profesionales sufriéndolos. Aún así les voy a dar una serie de pautas y consejos para ayudarles a prevenirlos ya que nunca gusta tener un calambre muscular, y menos durante una competición o lo que es peor, el día antes de una competición, ya que si le ocurre durante la competición como están calientes es posible que puedan terminar dicha competición si el calambre no es muy intensos. Eso sí, al parar y enfriarse el músculo les va a doler y mucho. Dicho lo cual, empezamos a hablar de las causas y los posibles métodos para prevenirlos.

3

DESCUBRE NUESTROS PLANES DE ENTRENAMIENTO

Causas

Históricamente se ha acusado de los calambres musculares a una deficiencia de electrolitos, pero sin embargo, se ha hecho evidente que está puede no ser la única causa que los provoque, habiendo además diferentes tipos de calambre muscular, de los cuales vamos a hablar a continuación para que de esta forma tengan bien identificados todos los posibles orígenes de los calambres musculares que puedan sufrir y de esta forma apaliarlos o curarlos lo antes posible y volver a entrenar.

Calambres musculares de origen neurogénico

En este tipo de calambres musculares la causa más probable suelen ser anomalías en los nervios periféricos o en las células del asta anterior de la médula. Este tipo de calambres musculares es mucho más común en personas obesas o con abusos con el alcohol que en deportistas y gente sana. También se suele dar en personas mayores que presentan alguna enfermedad degenerativa en la columna vertebral. Si son personas deportistas no deben preocuparse por este tipo de calambre pero tampoco deben obviarlo a la hora de identificar el tipo de calambre que han tenido ya que podría darse el caso de que si fuese de origen neurogénico.

Calambres de origen muscular

La mayoría de este tipo de calambres suelen ser provocados por la deshidratación, aunque también se pueden originar por otros síntomas tales como el desequilibrio hidroelectrolítico, la isquemia (disminución del flujo de sangre rica en oxígeno a una parte del organismo) o incluso puede producirse por un método incorrecto de entrenamiento o incluso por un excesivo entrenamiento. Cabe remarcar que este último caso es el menos probable que ocurra, sobre todo en gente corriente donde es imposible, ya que como he comentado en algún que otro artículo más que sobre entrenamiento lo que tiene la gente es una importante falta de alimentación correcta y del descanso mínimo de 8-9 horas diario. El último punto que he citado sobre excesivo entrenamiento le puede pasar a un atleta olímpico en un macrociclo intenso previo a una competición, aunque no es nada que no pueda salvarse con las prevenciones de las que vamos a hablar justo a continuación:

Prevención de calambres musculares

2

Después de acabar la sesión de entrenamiento o la competición, los calambres que hayan tenido pueden llegar a durar varias horas. Es por esto que es muy importante seguir todo el protocolo de prevención que a continuación les exponemos.

1. Parar el entrenamiento / descanso + estiramientos

En el momento en el que notan un calambre muscular durante un entrenamiento o una competición, lo que deben hacer al instante y sin dudarlo es parar el entrenamiento. Si se trata de una competición es comprensible que se pueda intentar seguir, pero ahí ya tendrán que pensar si les merece la pena, no es lo mismo un partido cualquiera que una final, o un torneo regional que uno internacional. Aún así, la recomendación es siempre parar para evitar que éste se reproduzca y que de ésta forma se haga más intenso ya que cuanto menor sea el calambre, más rápido podrán solventarlo y de esta forma volver a entrenar y evitar perder la progresión que llevaban, ya que como siempre digo, lo más importante es progresar.

Una vez nos ha aparecido el calambre muscular, debemos realizar estiramientos estáticos que nos ayudarán a recuperarnos, ya que así se activarán los órganos tendinosos de Goldi inhibiendo la consiguiente contracción muscular. Recordemos que estos estiramientos son los que no deben realizar al momento de calentar, ya que perderemos eficiencia más adelante. Para calentar estiramientos dinámicos, para tratar un calambre o para estirar cuando no estamos realizando ejercicio, estiramientos estáticos.

2.- Ingesta de agua

Es importante realizar el entrenamiento bien hidratados, por lo que sería interesante beberse un litro de agua una hora antes del mismo, y seguir bebiendo poco a poco durante la propia sesión de entrenamiento para así mantener un correcto nivel de hidratación y evitar deshidratarse que nunca es bueno. También hay que estar con la carga de glucógeno cargada aunque tampoco hay que excederse en la ingesta de hidratos como siempre recordamos. También dependerá de si realizan un deporte de potencia tipo halterofilia donde primarán las proteínas en la dieta, o si realizan un deporte de resistencia como las carreras de larga distancia donde habrá que primar los hidratos de carbono.

3.- Hielo

Nada más percibir un calambre muscular debemos parar de entrenar como comentamos en el punto número uno y en cuanto sea posible hay que aplicar hielo a la zona acalambrada ya que de esta forma reducirán el dolor ya que actuará como un anestésico local gracias a que contrae los vasos sanguíneos de la zona afectada, disminuyendo así el riego de sangre y los fluidos intercelulares que puedan escapar debido a posibles micro-roturas en los vasos sanguíneos.

De esta forma si saben aplicar todos estos pasos que les he ido diciendo estoy seguro que no tendrán casi calambres musculares, y el día que los tengan sabrán minimizarlo y hacer que desaparezca con rapidez para así de esta forma ponerse a entrenar lo más rápido posible y volver al camino de la progresión. Dicho lo cual, les animo a comentarnos más abajo en la sección de comentarios cuáles han sido las peores experiencias que han tenido con los calambres musculares, y si han tenido calambres muy frecuentemente o por el contrario ha sido algo esporádico o nunca les ha sucedido.

DESCUBRE NUESTROS PLANES DE ENTRENAMIENTO

Imágenes | 1 – 2 – 3

One Comment
  1. alexis

    ¿Escribes un articulo sobre los isometricos de gemelos?

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *